martes, 14 de febrero de 2017

Judaísmo - Los profetas

Desde el principio, los judíos reconocieron en su vida espiritual y política la autoridad de profetas, es decir, de individuos elegidos por Dios para transmitir su palabra y hacer cumplir su mensaje. Éste es el caso de Abraham, quien, tras escuchar su llamada, lidera una ardua marcha en busca de la Tierra Prometida movido por la fe de ver cumplida su promesa, y también de Moisés, quien, a instancias de Dios, organiza la vida del pueblo judío sobre la base del monoteísmo. Todos los profetas exhortan al pueblo a penitencia mediante promesas, como la llegada la llegada del Mesías y el cumplimiento de su obra salvadora, y también amenazas. Así, ante la corrupción del pueblo, predican el arrepentimiento y proclaman que, de lo contrario, Dios castigará a sus fieles servidores con todo tipo de desgracias.


¡Feliz martes!

martes, 7 de febrero de 2017

Judaísmo – La Torá

La Torá se considera la ley de Dios llevada por Moisés al pueblo de Israel, tal y como se transmite en los cinco libros de Moisés, el Pentateuco. Pero la Torá no es solo la ley, es “verdaderamente la doctrina” o la “doctrina escrita” (para diferenciarla de la “tradición oral”, posteriormente añadida, de la tradición rabínica). La creencia en la Torá y la remisión a ella pertenecen por principio a la fe judía; entre los pocos dogmas del judaísmo se encuentra la creencia en el origen divino y en la fijación mosaica de la Torá, siendo en cambio discutida su configuración escrita y su transmisión entre los escribas judíos.
Mientras que los judíos estrictamente ortodoxos y los fundamentalistas se aferran a que la Torá fue entregada a Moisés en una pieza fundida y que sólo Moisés es su transmisor, la investigación bíblica-crítica acepta las intersecciones temporales y estilísticas y recalca que la Torá si bien es de un único espíritu, a saber del mosaico, fue transmitida por varios escribanos. Por tanto, separa la santidad del escrito, del cual los considera autores, igual que los grupos ortodoxos , de su proceso de creación literarios.


¡Feliz martes!

martes, 31 de enero de 2017

Judaísmo - Las Tablas de la Ley

En el monte Sinaí, Yahvé, identificándose como el Dios de Abraham, Isaac y Jacob, se reveló a Moises, a quien le confío el destino del pueblo de Israel para que los guiara hasta la tierra prometida y allí, más tarde, le entregó un conjunto de mandamientos que fueron grabados por el propio Dios en dos tablas de piedra. Tales preceptos conocidos también como Diez mandamientos o Tablas de la Ley, contenían una serie de leyes morales y civiles que de ahora en adelante debían cumplir los descendientes de Abraham. Entre ellos estaba la prohibición de adorar a cualquier otro Dios que no fuera Él, rendir culto a imágenes, matar, robar o desear a la mujer del prójimo.

¡Feliz martes!

martes, 24 de enero de 2017

Judaísmo - Arca de Noé

En el primer libro de la Biblia, el Génesis, se explica la historia del diluvio universal que Dios hizo caer sobre la Tierra para castigar la desobediencia de los hombres. Noé recibió de Dios la orden de construir un arca para él y los suyos y de llevarse en el viaje como mínimo una pareja de los demás animales vivos.
Al diluvio y a la salvación siguió una nueva alianza entre Dios y los hombres, que garantizaba, mediante la autovinculación de Dios en la alianza. El símbolo de la alianza es el arco iris. Con ello la humanidad recibe en cierto modo un nuevo principio, no siendo este sin embargo ninguna reposición del estado paradisíaco original sino un punto de partida que se encuentra en el inicio de la historia.

Feliz martes.

martes, 19 de julio de 2016

Judaísmo – La tierra prometida

Según el Génesis, el primer libro del Antiguo Testamento, Abraham, el jefe de una tribu de pastores nómadas de Mesopotamia, oyó la llamada de Yahvé, incitándole a abandonar su país y a dirigirse a la tierra de Canaán, que comprendía los actuales territorios de Palestina, Siria, Jordania, Líbano e Israel. Al mismo tiempo, le prometió hacer de sus descendientes un pueblo grande y estableció una alianza con él, diciéndole: “a tus descendientes les entregaré esta tierra”. Impulsados por esta fe, Abraham y su familia se dirigieron a Canaán, país por entonces habitado por los cananeos y sometidos a la hegemonía egipcia.


¡Feliz martes!

martes, 5 de julio de 2016

Judaísmo – El pecado original

La historia del paraíso y del pecado original descrita en el libro de Génesis de la Biblia trata de la siempre repetida tentación del hombre de escuchar a otras voces más que la de Dios y de desconfiar en Él. Precisamente después de que Eva misma hubiese sido tentada por la serpiente a violar el mandamiento divino y comer de la fruta prohibida del árbol de la ciencia del bien y del mal, le dio también fruta Adán. Después de que ambos hubiesen comido, se dieron cuenta que estaban desnudos. Recogieron hojas de higuera y se hicieron con ello un taparrabos. A continuación ambos fueron expulsados del paraíso, o Jardín del Edén, y todas cosas expiaron su anterior perfección e inmortalidad. Pero, al mismo tiempo, Dios preparó al hombre para la nueva vida regalada. Delante del paraíso puso a los querubines con las espadas llameantes para que vigilasen el camino hacia el árbol de la vida. Ho en día el sigue sirviendo como metáfora  de estados ideales. Y en la literatura la expulsión del paraíso, junto con el deseo de hacer retroactiva esta pérdida, es un motivo frecuente.

Hoy también en el Colibrí Renovación de la virtud: 
http://ola-elcolibri.blogspot.com/2016/07/renovacion-de-la-virtud.html

¡Feliz martes!

martes, 28 de junio de 2016

Judaísmo – El pueblo elegido

La condición de “pueblo elegido” es un misterio desde los tiempos de la Biblia, precisamente para el judaísmo mismo ya que esta elección no se puede adscribir  a ningún mérito innato del pueblo de Israel, sino únicamente a la voluntad inescrutable de Dios.

La condición de elegidos se entiende en concepto de “confidencia” con Dios y no se refiere a ninguna arrogancia nacional, sino a una especial obligación del pueblo de Israel en el cumplimiento de los mandatos divinos contenidos en la Torá, que comprende los primeros cinco libros de la Biblia, que se conoce también como Pentateuco o Cinco Libros de Moisés.


¡Feliz martes!