martes, 19 de julio de 2016

Judaísmo – La tierra prometida

Según el Génesis, el primer libro del Antiguo Testamento, Abraham, el jefe de una tribu de pastores nómadas de Mesopotamia, oyó la llamada de Yahvé, incitándole a abandonar su país y a dirigirse a la tierra de Canaán, que comprendía los actuales territorios de Palestina, Siria, Jordania, Líbano e Israel. Al mismo tiempo, le prometió hacer de sus descendientes un pueblo grande y estableció una alianza con él, diciéndole: “a tus descendientes les entregaré esta tierra”. Impulsados por esta fe, Abraham y su familia se dirigieron a Canaán, país por entonces habitado por los cananeos y sometidos a la hegemonía egipcia.


¡Feliz martes!

martes, 5 de julio de 2016

Judaísmo – El pecado original

La historia del paraíso y del pecado original descrita en el libro de Génesis de la Biblia trata de la siempre repetida tentación del hombre de escuchar a otras voces más que la de Dios y de desconfiar en Él. Precisamente después de que Eva misma hubiese sido tentada por la serpiente a violar el mandamiento divino y comer de la fruta prohibida del árbol de la ciencia del bien y del mal, le dio también fruta Adán. Después de que ambos hubiesen comido, se dieron cuenta que estaban desnudos. Recogieron hojas de higuera y se hicieron con ello un taparrabos. A continuación ambos fueron expulsados del paraíso, o Jardín del Edén, y todas cosas expiaron su anterior perfección e inmortalidad. Pero, al mismo tiempo, Dios preparó al hombre para la nueva vida regalada. Delante del paraíso puso a los querubines con las espadas llameantes para que vigilasen el camino hacia el árbol de la vida. Ho en día el sigue sirviendo como metáfora  de estados ideales. Y en la literatura la expulsión del paraíso, junto con el deseo de hacer retroactiva esta pérdida, es un motivo frecuente.

Hoy también en el Colibrí Renovación de la virtud: 
http://ola-elcolibri.blogspot.com/2016/07/renovacion-de-la-virtud.html

¡Feliz martes!

martes, 28 de junio de 2016

Judaísmo – El pueblo elegido

La condición de “pueblo elegido” es un misterio desde los tiempos de la Biblia, precisamente para el judaísmo mismo ya que esta elección no se puede adscribir  a ningún mérito innato del pueblo de Israel, sino únicamente a la voluntad inescrutable de Dios.

La condición de elegidos se entiende en concepto de “confidencia” con Dios y no se refiere a ninguna arrogancia nacional, sino a una especial obligación del pueblo de Israel en el cumplimiento de los mandatos divinos contenidos en la Torá, que comprende los primeros cinco libros de la Biblia, que se conoce también como Pentateuco o Cinco Libros de Moisés.


¡Feliz martes!

martes, 21 de junio de 2016

Judaismo - Un unico Dios

El judaísmo, que fue la primera religión monoteísta de la historia, sustenta su fe en la creencia de un único Dios: Yahvé, que es eterno y universal, omnipotente y omnisciente, creador de todo lo que existe. Conoce todos los actos de los hombres y compensa a quienes acatan la Ley que entregó a Moisés, del mismo modo que impone severos castigos a aquellos que la incumplen. Como anunciaron los profetas, Él enviará el Mesías, que redimirá a la humanidad de sus pecados y hará que los muertos vuelvan a la vida. A diferencia de otras deidades de la Antigüedad, el dios del judaísmo nunca es descrito y representado, porque es espíritu, aunque interviene de un modo decisivo en el destino de los hombres. Este dios de los judíos carece también de nombre, ya que literalmente Yahvé significa “yo soy el que soy”.


¡Feliz martes!

martes, 14 de junio de 2016

Judaísmo - Introducción

En esencia es propio del judaísmo, que es tanto comunidad de origen como de elección, el reconocimiento de la alianza del Dios Único (Yahvé) con el ser humano, al que ha creado y dado sus mandamientos. La unión original de Dios con Noé y Abraham se formó por la alianza con Moisés, al que con la Torá Dios entregó la ley y las enseñanzas básicas del judaísmo.
La elección de Israel significa para los judíos una obligación especial de obediencia de los mandamientos divinos; Dios vuelve a hablar siempre a los hombres a través de los profetas. La íntima unión dialogística del hombre con Dios atraviesa la vida cotidiana y el ciclo festivo religioso del año judío y da consuelo y fuerza en las diversas y dolorosas experiencias que han tenido que padecer los judíos a lo largo de la historia.
Un marcado mesianismo y la promesa divina de la Tierra de Promisión marcan el pensamiento histórico judío.


Feliz martes.

martes, 31 de mayo de 2016

Budismo – Bodhisatva

Bodhisatva Guanyin :
Guanyin es el Bodhisatva
de la Compasión Infinita.
En el budismo mahayana o “gran vehículo de salvación”, es el monje o la persona que practica la compasión o karuna, una de las cuatro moradas espirituales. El término bodhisatva deriva de bodhi iluminación, y satva, esencia. El bodhisatva renuncia voluntariamente al nirvana para entregarse a la salvación de los seres humanos, y a través de este camino, llegar a ser al final un Buda omnisciente. Dentro de los bodhisatva se distinguen los contemplativos y los activos, y también los bodhistva celestes, que son aquellos consagrados y venerados por la devoción popular y  a quienes se acude en demanda de ayuda.

¡Feliz martes!

martes, 24 de mayo de 2016

Budismo – Nirvana

El Nirvana es el estado final al que aspiran idealmente todos los budistas. A menudo aparece descrito como una sensación de contraste: el todo y la nada, la luz y la oscuridad, el ser y el no ser, la plenitud y el vacío. EL camino para llegar al Nirvana consta de dos etapas. La primera se caracteriza por la extinción de todo deseo, la supresión de toda atadura terrenal y la liberación del ciclo del renacimiento y muerte. Pero una vez que el hombre consigue sustraerse del ciclo de renacimientos, debe seguir viviendo. Así, solamente una vez muerto, una vez el cuerpo se haya desintegrado, el hombre podrá acceder a la segunda fase, en la que alcanzará un estado de perfección, pureza e inmortalidad.

¡Feliz martes!